Custodia compartida: El Supremo te deja muy claro cuál es el papel del informe psicosocial

La STS 1ª de 31 de mayo de 2022 (Ponente: MARIA DE LOS ANGELES PARRA LUCAN) analiza y resuelve el recurso de casación interpuesto por la progenitora frente a la SAP Murcia 4ª de 13 de mayo de 2021 donde se corroboró la custodia compartida establecida en primera instancia.

En dicho recurso la progenitora se aferraba al contenido del Informe Psicosocial que desaconsejaba la continuación del régimen de custodia compartida que ya se había establecido de facto desde el dictado del Auto de Medidas Provisionales

El Tribunal Supremo te deja muy claro cual es el valor del Informe Psicosocial y expone: “Por lo que se refiere a la insistencia de la recurrente en la necesidad de estar al contenido del Informe psicosocial, hay que recordar que, tal y como manifestaron las sentencias de instancia, tales informes deben ser analizados y cuestionados jurídicamente por el tribunal, como ocurre con los demás informes periciales ( SSTS de 18 de enero de 2011, rec. 1728/2009; 9 de septiembre de 2015, rec. 545/2014; 135/2017, de 28 de febrero, y 318/2020, de 17 de junio). En definitiva, como advierte la sentencia 705/2021, de 19 de octubre, asumir por el tribunal el Informe psicosocial sin someterlo a valoración con el resto de las pruebas practicadas o aportadas al pleito sería tanto como delegar la toma de decisiones en el equipo psicosocial, haciendo dejación de las que corresponden al tribunal por su atribución constitucional”.

En el presente caso, la Magistrada Ponente desarrolla qué circunstancias y elementos de prueba resultan relevantes a la hora de la determinación judicial de la custodia compartida : “…la Audiencia Provincial ha analizado el informe pericial en su conjunto y en relación con el resto de la prueba y justifica detalladamente y de forma coherente las razones por las que se aparta de sus conclusiones. Ha valorado que los progenitores cuentan con las habilidades necesarias para atender al hijo, que no existe un rechazo del hijo a relacionarse con ambos progenitores y que las discrepancias en cuestiones sanitarias y de educación del menor que han existido carecen de relevancia. El informe de la perito judicial, pese a considerar que ambos progenitores estaban capacitados para el cuidado del hijo, propuso la custodia materna atendiendo principalmente a la consideración de que el padre no favorecía el desarrollo de la relación con la madre, algo que encuentra explicación por sus reticencias hacia la idoneidad de la madre para el cuidado del hijo en atención a los datos objetivos de las dos alcoholemias que la Audiencia da por probadas, aunque también excluya la existencia de problemas médicos relacionados con el alcohol. La Audiencia explica que no comparte las conclusiones del informe porque el amplísimo régimen de visitas desarrollado a partir del auto de medidas provisionales, con pernoctas entre semana, se ha desarrollado normalmente y sin que consten incidentes surgidos con ocasión de este. Esta última circunstancia, unida a la capacidad de ambos padres para el cuidado del hijo en todos los aspectos de su vida, es la que motiva principalmente su decisión...”

El Supremo deja muy claro qué es lo fundamental a valorar por el Juez: Dado que los progenitores cuentan con las habilidades necesarias para atender al hijo; no existe un rechazo del hijo a relacionarse con ambos progenitores y las -diversas- discrepancias y controversias en cuestiones de salud y educación del menor que han existido carecen de relevancia, no se vislumbra inconveniente alguno de entidad para no establecer la custodia compartida del menor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s