Lo que te exige el TSJ de Euskadi para admitir a trámite un recurso de casacion en materia de Familia

Como ya decía en otro post del año 2018, a día de hoy continúa el goteo de Autos de inadmisión del recurso de casacion foral con motivo de la aplicación de la Ley de Custodia compartida 7/2015 por parte del TSJ del Pais Vasco; y como consecuencia de ello, la Sala Civil languidece inédita e inoperante en materia de ruptura entre progenitores. A tal punto que se cuentan con los dedos de una mano -y sobran dedos- para cuantificar las resoluciones adoptadas en esta materia desde 2015. DE hecho únicamente se han dictado tres sentencias:

STSJ, Civil sección 1 del 18 de septiembre de 2017 (ROJ: STSJ PV 2787/2017 – ECLI:ES:TSJPV:2017:2787). Interesante pues declara inaplicable la Ley 7/2015 en materia de atribucion del uso de la vivienda familiar si no existen hijos menores de edad

STSJ, Civil sección 1 del 13 de marzo de 2019 (ROJ: STSJ PV 1071/2019 – ECLI:ES:TSJPV:2019:1071). Carente de interés pues desestima el recurso de casacion interpuesto, en realidad, por presunta infraccion de la Jurisprudencia del Tribunal Supremo del Art. 92.6 C.C.

STSJ, Civil sección 1 del 15 de octubre de 2020 (ROJ: STSJ PV 382/2020 – ECLI:ES:TSJPV:2020:382 ) (Ponente: ANTONIO GARCIA MARTINEZ). Muy interesante al interpretar 12.5 LRFPV, sobre el término para solicitar la prórroga de uso de la vivienda después del divorcio estableciendo que el término «como máximo», significa que debe solicitase seis meses antes del vencimiento del plazo, lo más tarde seis meses antes.

Uno de los motivos, a mi modo de ver, de la escasa actividad resolcutiva del TSJ Euskadi radica en la evidente falta de adecuada formación sobre la técnica casacional por parte de los Letrados recurrentes lo que provoca que incurran no en una sino en TODAS las causas de inadmisión posibles. En este sentido, no obstante, los Autos de inadmisión resultan sumamente ilustrativos, pedagógicos y didácticos de cara a ulteriores Recursos al explicar con detalle cómo deben articularse los motivos de casación.

¿Que te exige el TSJ para admitir el recurso de casación en materia de Familia?

O dicho de otro modo, ¿Que exige el TSJ de Euskadi para admitir a trámite un recurso de casacion foral en asuntos donde ha sido de aplicación de la Ley de Custodia compartida 7/2015 por la Audiencia Provincial?

A la hora de formalizar un recurso de casación conviene tener muy presentes las siguientes premisas:

CUERPO DEL ESCRITO: el recurso de casación no se puede articular como un escrito de alegaciones. El cuerpo del escrito debe estructurarse en dos partes perfectamente diferenciadas y una petición final.

En la primera parte, se identificará de forma precisa el supuesto, de los tres previstos en el art. 477.2 LEC , que permita el acceso a dicho recurso ( art. 48 1.1 LEC ).

En la segunda parte se deben exponer los motivos del recurso. Tanto si se alega más de una infracción o vulneración de la misma naturaleza como si se alegan varias de distinta naturaleza, cada una de las infracciones debe ser formulada en un motivo distinto y todos ellos deben aparecer numerados correlativamente. Además, no podrán formularse submotivos dentro de cada motivo.

En la petición final del escrito deberán indicarse con precisión los pronunciamientos que se interesan de la Sala.

MOTIVOS DEL RECURSO: los motivos del recurso deben constar de un encabezamiento y un desarrollo, que deben separarse, diferenciarse con claridad y cumplir los requisitos exigibles en cada caso.

El encabezamiento de los motivos deberá condensar sus elementos esenciales, de forma que puedan ser comprendidos sin necesidad de acudir al estudio de su fundamentación, y contendrá: (i) la cita precisa de la norma infringida, aunque haya sido identificada en otro lugar del recurso, no siendo suficiente que la misma pueda deducirse del desarrollo del motivo, y no pudiendo acumularse la cita de preceptos heterogéneos; (ii) el resumen de la infracción cometida: cómo, por qué y en qué medida ha sido infringida o desconocida la norma citada; (iii) en el recurso de casación contra sentencias dictadas en procesos de cuantía superior a 600.000 €, la justificación de que el procedimiento se ha tramitado por razón de la cuantía (y no de la materia) y el importe preciso de esta y (iv) en el recurso de casación por interés casacional, la modalidad de interés casacional invocada.

El desarrollo de cada motivo (que ha de tener una extensión suficiente, pero no excesiva -que puede ser considerada innecesaria y, en consecuencia, dar lugar a la inadmisión del recurso-, y cuyo objeto ha de ser la exposición razonada de la infracción o vulneración denunciada en el encabezamiento y de cómo influyó en el resultado del proceso, y que, sin apartarse del contenido esencial de encabezamiento, debe tener la razonable claridad expositiva para permitir la identificación del problema jurídico planteado y para fundamentar adecuadamente la infracción el ordenamiento jurídico alegada en relación con la norma, derecho fundamental, principio general del derecho o jurisprudencia aplicable al caso que se denuncien como vulnerados) deberá cumplir los requisitos generales -en todos los supuestos- y especiales -en el supuesto del recurso de casación por interés casacional- que se indican a continuación:

Requisitos generales: los requisitos generales que debe cumplir el desarrollo del motivo son los siguientes:

 (i) la infracción de norma o jurisprudencia aplicable al caso debe ser relevante para el fallo, atendida la ratio decidendi de la sentencia recurrida

(ii) cuando se alegue más de una infracción, cada una de ellas deberá ser formulada en un motivo distinto, y todos ellos habrán de ser numerados correlativamente; los motivos no podrán dividirse en submotivos;

 (iii) no cabe la cita de un precepto seguido de fórmulas tales como «y siguientes», «y concordantes» o similares para identificar la infracción cuando comporte ambigüedad o indefinición; tampoco cabe la cita de preceptos heterogéneos en un mismo motivo, ni la cita de preceptos de carácter genérico que pueda comportar ambigüedad o indefinición

(iv) la norma citada como infringida debe ser sustantiva y no procesal; el recurso de casación civil no puede fundarse en normas administrativas, penales o laborales que no se pongan en relación con una norma civil;

(v) los motivos del recurso de casación deben respetar la valoración de la prueba contenida en la sentencia recurrida, lo que implica: a) que no se puede pretender una revisión de los hechos probados ni una nueva valoración probatoria, y b) que no pueden fundarse implícita o explícitamente en hechos distintos de los declarados probados en la sentencia recurrida, ni en la omisión total o parcial de los hechos que la Audiencia Provincial considere acreditados (petición de principio o hacer supuesto de la cuestión);

(vi) los motivos del recurso deben respetar el ámbito de la discusión jurídica habida en la instancia ( art. 477.1 LEC ), lo que implica: a) que no pueden suscitarse cuestiones nuevas, entendiendo por tales tanto las que se planteen por primera vez en el recurso de casación como las indebidamente planteadas en la segunda instancia y b) que no pueden plantearse cuestiones que no afecten a la ratio decidendi de la sentencia.

Requisitos especiales: los requisitos especiales que debe cumplir el desarrollo del motivo en el supuesto del recurso de casación por interés casacional son de dos tipos: (i) hay un requisito genérico y común a todas las modalidades de interés casacional, y (ii) hay varios requisitos específicos y exclusivos de cada una de dichas modalidades.

i.- El requisito genérico y común: este requisito, que debe cumplir en todo caso el desarrollo del motivo, con independencia de la modalidad de interés casacional invocada, es el que se concreta en la justificación, con la necesaria claridad y precisión, del interés casacional. Por lo tanto, el recurso no puede ser admitido, entre otros supuestos: (i) si la oposición a la jurisprudencia invocada o pretendida carece de consecuencias para la decisión del litigio, atendida la ratio decidendi de la sentencia recurrida; (ii) si el criterio aplicable para resolver el problema planteado depende única o sustancialmente de las circunstancias fácticas de cada caso; (iii) o si la aplicación de la jurisprudencia invocada o pretendida solo puede llevar a una modificación del fallo mediante la omisión total o parcial de los hechos que la Audiencia Provincial considere probados.

ii.- Los requisitos específicos y exclusivos: la fijación de estos exige diferenciar: (i) por un lado, en función de la norma infringida: de derecho civil común o de derecho civil, foral o especial propio de la Comunidad ; y (ii) por otro lado, en función de la modalidad del interés casacional: cuando se trata de infracción de normas de derecho común : a) por oposición a la doctrina jurisprudencial del TS; b) por existencia de jurisprudencia contradictoria de AAPP, y c) por aplicación de normas con menos de cinco años de vigencia; y cuando se trata de infracción de normas de derecho civil, foral o especial propio de la Comunidad : a) por oposición a la doctrina jurisprudencial del TSJ, y b) por inexistencia de dicha doctrina del TSJ.

Cuando se trata de infracción de normas de derecho civil común: Tiene dicho el TSJ Pais Vasco que cuando se alega el interés casacional en recursos de casación atribuidos a su conocimiento, en cuanto que fundamentados en la infracción de normas de aquel Derecho Foral, el término de referencia no lo puede constituir la jurisprudencia del TS, salvo que este TSJPV la haya hecho propia.

Cuando se trata de infracción de normas de derecho civil, foral o especial propio de la Comunidad: Dado que no existe doctrina jurisprudencial sobre la Ley 7/2015 (excepto las mentadas STSJ de 18 de septiembre de 2017 y 15 de octubre de 2020 ) es claro, al menos por el momento, que el interés casacional solo puede fundamentarse, a partir de su inexistencia, en la necesidad de que se establezca. Por lo tanto, es el recurrente, disconforme con el criterio de la Audiencia Provincial el que debe expresar con toda claridad la doctrina jurisprudencial que infringiría la sentencia apelada y cuya fijación interesa. En este caso el recurso de casación por interés casacional va encaminado a la fijación de la doctrina jurisprudencial que se estima correcta en contra del criterio que la sentencia recurrida ha seguido, por lo tanto el recurrente: (i) deberá argumentar en contra del criterio que ha seguido el tribunal de apelación; (ii) deberá expresar, de forma breve, clara y precisa, cuál es el que considera correcto a la hora de aplicar la norma que cita como infringida y argumentar a su favor (iii) deberá solicitar en la petición de su recurso que dicho criterio se acoja y fije como jurisprudencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s