“El ex ha metido a su nueva pareja en la vivienda familiar, ¿hay alguna solución?”

homeryujuRíos de tinta ha dado lugar este asunto en la Doctrina y la Jurisprudencia. Se trata del supuesto, nada infrecuente en la práctica, consistente en que, una vez producida la ruptura de los cónyuges o progenitores, y atribuido judicialmente el uso de la vivienda familiar a uno de ellos, éste usuario comience a convivir con una tercera persona, bien sea como pareja de hecho bien como matrimonio, en este inmueble que constituyó la vivienda familiar.

La solución a este supuesto casi siempre se enfocó como un posible motivo de extinción del derecho de uso en favor de ese progenitor o ex-cónyuge. De modo que desde un sector doctrinal y jurisprudencial minoritario se ha venido sosteniendo que la respuesta jurídica a esa nueva situación debe ser la declaración de extinción del derecho de uso al considerar que la unidad familiar a cuyo favor se hizo la atribución del uso ha quedado sustancialmente alterada en su composición, dando lugar a una nueva unidad familiar, generándose una desafectación de la vivienda familiar respecto del uso inicialmente atribuidoOtra postura doctrinal y jurisprudencial mayoritaria viene manteniendo, en cambio, que tal circunstancia sobrevenida, inicialmente y por sí misma, salvo situaciones excepcionales, no altera en absoluto la atribución del uso, por lo que la convivencia marital del tercero con el titular del derecho de uso en vivienda familiar no puede afectar a la subsistencia de este derecho.

En mis anteriores posts “La convivencia con un tercero ¿Es motivo para extinguir el derecho de uso de la vivienda familiar?” Y “A vueltas con la incidencia de la convivencia del progenitor beneficiario del uso en la vivienda con su nueva pareja” explicaba por extenso este enfoque.

“¡Mi ex ha metido a su nueva pareja en la vivienda familiar ¿qué puedo hacer?”

Sin embargo, si bien se piensa el asunto puede verse desde otra óptica: la óptica de su posible incidencia sobre la cuantía de la pensión de alimentos y en concreto, sobre su posible reducción en proceso de modificación de medidas. Y este es el criterio que ha sentado el Tribunal Supremo en su STS 1ª de 19 de enero de 2017. En realidad esta resolución lo que único que viene es a declarar como suficiente, adecuada y correcta la justificación de la variación de circunstancias contenida en la SAP Madrid 24ª de 23 de octubre de 2014, no existiendo por tanto motivo para casar la sentencia por esta causa. La Audiencia madrileña justifica el cambio de circunstancias con estos argumentos:

«…el hecho de que la actual pareja de la demandada, y el hijo de ambos convivan en el que fue domicilio familiar, propiedad de los litigantes, y que por sentencia de la que dimana esta modificación fue atribuida al uso de los hijos habidos y a la demandada, por razón de atribución de la guarda y custodia de los hijos comunes; sí es un hecho nuevo, no meramente coyuntural e imprevisto en su momento, y de entidad suficiente que debe tener su transcendencia en el orden económico, y por lo tanto en la medida económica cual es la cuantía de la pensión de alimentos a favor de los hijos acordada en su día en la sentencia de divorcio de mutuo acuerdo de fecha 30 de septiembre de 2011; y ello debido a que, además de repercutir en la contribución de gastos, tales como los de comunidad de la vivienda -al ser repartidos al 50%-, y los gastos de la empleada de hogar que se computan a los efectos de cuantificar la pensión de alimentos en su día, son gastos estos de los que se beneficia la nueva familia en perjuicio del demandante, ahora apelante, que comparte al 50% la vivienda afectada al uso; lo cual debe tener, por razones de equidad y justicia su repercusión a la hora de modificar la cuantía de la pensión de alimentos de los hijos, en los cuales la vivienda forma parte integrante del concepto de alimentos, conforme el artículo 142 del Código Civil , obligación que recae sobre ambos progenitores, y no solamente sobre el progenitor no custodio; y por lo tanto, al beneficiarse el progenitor custodio con su nueva familia de la ocupación, por uso atribuido a los hijos anteriores de la vivienda, propiedad por indiviso de ambos litigantes, ello debe tener también su transcendencia económica a los efectos de la mencionada contribución del progenitor custodio; por todo ello, y valorando todas y cada una de las circunstancias expuestas, y por concurrir los requisitos exigidos en los artículos 90 , 91 in fine del Código Civil , en relación con los artículos 93 , 145 y 146 del Código Civil , debe cuantificarse la pensión de alimentos a favor de los hijos en la suma mensual de 300 euros por hijo».

      Es decir, como puede comprobarse la presencia de un tercero en la vivienda familiar, cuyo uso fue asignado a la esposa e hijos menores en virtud de lo dispuesto en el artículo 96 del Código Civil , no se plantea desde la medida de uso sino desde la prestación alimenticia: Un enfoque novedoso que puede ser muy útil e interesante. Así que a la pregunta “¡Mi ex ha metido a su nueva pareja en la vivienda familiar ¿qué puedo hacer?”, una nueva respuesta puede ser: “Plantea una reducción del importe de la pensión de alimentos”.

Si te resultan rigurosos e interesantes mis artículos, visita mi Consultoría de Servicios Jurídicos especializada en Derecho de Familia www.jurisprudenciaderechofamilia.com

Estudio y analizo por ti: Elaboración de Dictámenes, Estudios e Informes sobre viabilidad de demandas o recursos, contenido y vigencia de normas extranjeras de Familia, búsqueda, recopilación y sistematización de Jurisprudencia, Doctrina, Formularios…¡Puedo serte muy útil!

¿te ha parecido interesante y útil este artículo? Compártelo en tus redes sociales: A otras personas tambien les puede interesar.

Si quieres recibir las próximas entradas, suscríbete al Blog

 

Anuncios

7 Comentarios

  1. Considero que la solución viene si el uso y disfrute de esa vivienda se otorgó a los hijos aún menores, o bien siendo mayores de edad, se encuentran en edad de formación académica y sin haber adquirido la independencia económica durante el tiempo fijado en la resolución o convenio, el derecho de ocupación sigue siendo de los hijos, los progenitores conservan su derecho de propiedad pero el uso queda limitado mientras dure la condición que supuso la medida en favor de los hijos.
    En el caso de que no existieren hijos comunes, suponemos que esa medida estaría condicionada en el tiempo hasta la liquidación de la sociedad conyugal y no por el hecho de una nueva convivencia.
    El hecho de que los hijos y su progenitor ocupen una vivienda que fue familiar en su momento y el progenitor custodio la comparta con otra persona, no puede repercutir en la pensión de los hijos, pues la pensión no puede estar supeditada a las decisiones privadas de los mayores, a más abundamiento no pueden salir perjudicados los hijos pues su derecho habrá de quedar intacto e inalterado respecto a la medida que se dictó en base a sus intereses.

  2. Me separe hace 6 años,tenia 2 viviendas una que ya era mia antes del matrimonio y otra que compre 10 días antes de separarme.Tras el divorcio y en una custodia compartida le otorgaron el piso que acabamos de comprar y una pension de alimentos de 350 €,hace 4 años que vive con el novio y hace 1 año han tenido un hijo en común.
    puedo pedir modificación de medidas,que me quiten la pension de alimentos o se venda la vivienda? ya que cosidero que es injusto que este pagando la vida de otra familia.

    Gracias.

  3. En relación con el asunto de la ocupación de la vivienda por un tercero despues de la separacion, les comento mi caso . Tras el divorcio el juez asigno el.uso.y disfrute del domicilio familiar a mi ex mujer ( vivienda PRIVATIVA mia al 100%), por tener la custodia del hijo en comun de 16 años .. Al poco tiempo mi ex ha rehecho su vida con otra pareja y al poco se ha ido a vivir a mi vivienda ..Hecho que considero injusto, pero por si fuera poco, recientenente han tenido una hija ( formando una nueva unidad familiar ) y siguen viviendo en mi piso PRIVATIVO lo cual no me parece injusto, si no lo siguiente .. es factible pedir una modificacion de medidas y extincion del uso de la vivienda por la creacion de una nueva unidad familiar ??

  4. No comparto en absoluto el criterio de la Audiencia Provincial de Madrid, confirmado por el Tribunal Supremo. Considero que con la modificación de la cuantía en la pensión de alimentos, los más afectados serán los menores beneficiarios de esa pensión quienes por su propia voluntad, no han creado la nueva situación familiar, sino que ha sido el progenitor que ostenta su custodia.
    Si bien es cierto que el artículo 142 del Código Civil nos define lo que se entiende por alimentos, e incluye la habitación, también es cierto que el artículo 143 expone a los obligados a dar alimentos, en este caso sus progenitores; pero habría de tenerse en cuenta que la decisión de uno de esos progenitores no debería de alterar la pensión de sus hijos, pues éstos seguirán manteniendo las mismas necesidades, irán al colegio, clases extraescolares, vestirse, cortarles el pelo, un poco de ocio, y por supuesto su vivienda. Es desacertado afectar directamente al menor, y no al progenitor que ha considerado meter en su vivienda a otra persona amparándose que es su nueva pareja, por lo que debería de haberse pronunciado la Sala respecto al uso propiamente dicho, es decir, respecto del inmueble en pro indiviso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s