La bipolar Jurisprudencia sobre la atribución de la vivienda en parejas de hecho sin hijos

osobipolarSupuesto: Pareja de hecho que decide separarse y dejar de convivir en vivienda propiedad de uno o ambos. No tienen hijos menores en común . Para el Tribunal Supremo ¿Resulta aplicable o no el Art. 96.3 C.C? La doctrina jurisprudencial del Supremo sobre la cuestión es BIPOLAR. Es un “Oso bipolar” como canta Quimi Portet aquí. O como canta Fernando Alfaro (@elfaroardiendo) al frente de mi grupo indie favorito y de cabecera, Chucho (@chuchoperdido) y que podéis ver aquí https://t.co/0WLpxYBpXD 

…Oso bipolar se jubila
vigila no te vaya a encontrar.
Oso bipolar te saluda
y la duda no te deje avanzar…

Una de las reclamaciones habituales entre ex-convivientes, junto a la liquidación del patrimonio generado en el curso de la convivencia y la reclamación de prestaciones económicas, es la relativa a la atribución del uso de la vivienda familiar a favor de alguno de los convivientes, en detrimento del otro. En esencia, la discusión gira entorno a la aplicación o no a las parejas de hecho del Art. 96.3 C.C se aplicación a las rupturas matrimoniales: “No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponda al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.”.

En las primeras ocasiones que el Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre el particular, SSTS de 20 de octubre y 30 de diciembre de 1994, rechazó este tipo de pretensiones, con base en la improcedencia de aplicar por analogía la normativa matrimonial a las parejas de hecho.

Sin embargo, frente a lo resuelto en las decisiones citadas, el Alto Tribunal varió este criterio admitiendo su aplicabilidad en las STS de 16 de diciembre de 1996 y STS de 10 de marzo de 1998. Las mencionadas SSTS, ciertamente no aplican directamente por analogía el Art. 96 C.C sino que se sirven de un nuevo principio general del derecho consistente en la “protección del conviviente perjudicado por la situación de hecho” extraído del propio Art. 96 C.C para atribuir el uso de la vivienda a uno de los convivientes, principio que deriva del de dignidad de la persona (Art. 10 de la Constitución), del principio de igualdad (Art. 14), del principio de protección a la familia (Art. 39) y de normas de Derecho Privado. La resolución trataba así de evitar toda la problemática derivada de la aplicación de la analogía legis, vedada por el Tribunal Supremo cuando se trata de asimilar matrimonio y pareja de hecho. En el mismo sentido se pronunciaban las STS de 27 de marzo de 2001 y de 7 de julio de 2004.

Ahora bien, con posterioridad, la STS de 12 de septiembre de 2005 y tras el nuevo contexto resultante de la aprobación de Ley 15/2005 el Tribunal Supremo estableció nuevamente el criterio jurisprudencial que rechaza la general aplicación a la pareja de hecho las normas previstas para el matrimonio en el Art. 96 C.C. Confirman este criterio jurisprudencial las SSTS de 27 de marzo de 2008 y de 6 de octubre de 2011. Siendo así, cuando un conviviente se niega a abandonar la vivienda que no le haya sido atribuido por titulo legitimo alguno, deberá utilizarse el procedimiento del desahucio por precario.

Anuncios

2 Comentarios

  1. En la práctica los juzgados sí están aplicando el principio del más necesitado por tiempo limitado, por lo que lo único que debe de hacer el Supremo, es aclararse, pues los perjudicados son los de siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s