Modificación de Medidas Definitivas: Extinción de la pensión compensatoria

STS, Civil sección 1 del 20 de Junio del 2013 ( ROJ: STS 3346/2013) Recurso: 876/2011 | Ponente: JOSE ANTONIO SEIJAS QUINTANA

PRIMERO. – Don Juan Manuel formuló demanda de modificación de medidas contra Doña Tamara , solicitando, en lo que ahora interesa, que se declarase extinguida la pensión compensatoria que fue acordada a favor de su esposa (en la actualidad de 535,64 euros mensuales).La sentencia del juzgado estimó la demanda y declaró extinguida la pensión compensatoria. La sentencia de la Audiencia mantuvo la del Juzgado, y ello -dice- “desde dos parámetros; desde la propia institución jurídica, por su naturaleza, no puede señalarse tal prestación a favor de persona cualificada, que ocupa un puesto laboral ya desde hace tiempo en el Hospital Doce de Octubre; percibiendo de ingresos los justos y apropiados a sus propias aptitudes y actitudes para generarlos; y sin olvidar que estamos en fase de patología matrimonial para subvenir a sus propias necesidades; sin olvidar también que este instituto jurídico no es un mecanismo equiparador de economías dispares, ni dador de cualidades profesionales que no se tienen. En resumen, no opera tal pensión si ambas partes trabajan, perciben por ello ingresos, que son los justos o las propias capacidades y actitudes para generarlos; y que deben ser suficientes o debe cada parte ajustarse a los mismos, al estarse en crisis matrimonial para atender cada uno a sus propias necesidades. En efecto, es doctrina jurisprudencial existente con carácter general para casos parecidos desde junio de 1985, la que dice:”contando ambos cónyuges con ingresos propios de sus respectivos trabajos, no hay motivos para estimar que la separación o el divorcio haya de producir desequilibrio económico en ninguno de ellos, por lo que no es de aplicación el artículo 97 del C.C .”.Desde el segundo parámetros, es decir, desde el procedimiento en que nos encontramos…si es dato importante y si cabe calificarlo de cambio sustancial de circunstancias el que la Sra. Tamara haya consolidado su puesto laboral en el Hospital Doce de Octubre, haya pasado de ser interina a fija, Cabe terminar indicando que la pensión del artículo 97 del CC , puede establecerse por plazo determinado o de manera indefinida debiendo estarse en este supuesto a las causas de extinción del art. 101 del CC .; pero no puede consolidarse nunca como vitalicia, so pena de derogar este precepto citado que se redactó en términos imperativos “.

SEGUNDO.- Doña Tamara formuló recurso de casación por existencia de jurisprudencia contradictoria de Audiencias Provinciales y por oposición a la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Las sentencias que se citan en el primer caso, tienen que ver con doctrinas distintas sobre el valor de los ingresos de cada uno de los cónyuges para subvenir a sus necesidades en orden a la concesión de la pensión compensatoria. Las segundas, con el mantenimiento del desequilibrio económico y limitación temporal de la pensión compensatoria

Se desestima.

Las condiciones que llevaron al nacimiento del derecho a la pensión compensatoria pueden cambiar a lo largo del tiempo. Constituye doctrina jurisprudencial que el reconocimiento del derecho, incluso de hacerse con un límite temporal, no impide el juego de los artículos 100 y 101 CC si concurren en el caso enjuiciado los supuestos de hecho previstos en dichas normas de alteración sustancial y sobrevenida de las circunstancias anteriores ( artículo 100 CC ) o la convivencia del perceptor con una nueva pareja o el cese de las causas que determinaron el reconocimiento del derecho ( artículo 101 CC ). Cuando ello ocurra, el obligado al pago de la pensión podrá pedir que se modifique esta medida, pero para ello deberá probar que las causas que dieron lugar a su nacimiento han dejado de existir, total o parcialmente ( STS 27 de octubre 2011 ). Es el cambio de circunstancias determinantes del desequilibrio que motivaron su reconocimiento, el mismo que también puede convertir una pensión vitalicia en temporal, tanto porque lo autoriza el artículo 100 del CC , como porque la normativa legal no configura, con carácter necesario, la pensión como un derecho de duración indefinida -vitalicio-, como señalan las sentencias que se citan en el motivo para justificar el interés casacional.

Es cierto que esta transformación de la pensión vitalicia en temporal puede venir dada por la idoneidad o aptitud para superar el desequilibrio económico, y, alcanzarse por tanto la convicción de que no es preciso prolongar más allá su percepción por la certeza de que va a ser factible la superación de este desequilibrio, juicio prospectivo para el cual el órgano judicial ha de actuar con prudencia y ponderación, con criterios de certidumbre, pues a ella se refiere reiterada jurisprudencia de esta Sala (SSTS 27 de junio 2011 , 23 de octubre de 2012 , entre otras).

Ahora bien, esta Sala ha reiterado que no basta la mera contradicción entre la sentencia que se pretende recurrir y otra u otras del mismo o de diferentes órganos jurisdiccionales, ya que lo que constituye “interés casacional” no es la mera diferencia entre la Sentencia impugnada y otras resoluciones, sino la existencia de un previo y reiterado antagonismo entre órganos jurisdiccionales, que ha dado lugar a esa “jurisprudencia contradictoria”, que el legislador trata de evitar, configurando la vía del ordinal 3º del art. 477.2 LEC 2000 como un medio de unificación indirecto, según corrobora el art. 487.3 LEC , al mencionar el alcance de la Sentencia de casación; interés que no se da en este caso. Y es que, lo que realmente se ofrece como interés casacional no es más que la expresión de una serie de resoluciones que resuelven según los hechos planteados, diferentes según los procedimientos, sobre el valor de los ingresos de uno y otro cónyuge. Esta Sala dicho repetidamente que la pensión compensatoria está concebida en la ley como un medio para evitar el desequilibrio producido en uno de los cónyuges por la separación o el divorcio, pero ello no implica que sea un medio para lograr la igualación entre los cónyuges ( STS 864/2010, de 19 enero , 857/2011, de 25 de noviembre , entre otras). Debe comprobarse si este desequilibrio sigue manteniéndose, o bien, en los casos en que sea aplicable el art 100 CC , si han desaparecido las circunstancias que lo motivaron y por tanto, desaparece la razón de ser de la pensión.

En el presente supuesto, se ha probado la actividad laboral de la recurrente, que han consolidado su situación laboral y mantiene un nivel de vida suficiente y adecuado y que, si bien no es igual al de su esposo, ello no significa que deba serle equiparada, ya que el principio de dignidad contenido en el art. 10 CE debe servir de argumento para justificar la independencia económica de los cónyuges una vez extinguido el matrimonio, a salvo los casos previstos en el art. 97 CC .

¿te ha parecido interesante y útil esta Sentencia? Compártela en las redes : A otras personas tambien les puede interesar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s