Divorcio. Pensión compensatoria.Temporalidad y extinción. Mejora de la situación económica de la esposa: La pensión compensatoria no es un medio para lograr la igualación entre los cónyuges.

STS, Civil sección 1 del 25 de Noviembre del 2011 ( ROJ: STS 7774/2011) Recurso: 943/2010 | Ponente: ENCARNACION ROCA TRIAS

La Sala estima el recurso de casación planteado contra la sentencia de apelación que estimaba en parte el recurso de apelación contra la sentencia de primera instancia, que estimó la demanda de modificación de medidas definitivas presentada por el esposo, en la cuál solicitaba que se extinguiese el derecho de su exmujer a percibir una pensión compensatoria, habida cuenta de que la misma trabajaba y gozaba de una situación económica superior a la que tenía en el momento del divorcio. La pensión compensatoria está concebida en la ley como un medio para evitar el desequilibrio producido en uno de los cónyuges por la separación o el divorcio, pero ello no implica que sea un medio para lograr la igualación entre los cónyuges. En este caso se ha acreditado que la esposa mantiene un nivel de vida suficiente y adecuado que, si bien no es igual que el de su esposo, ello no significa que deba ser equiparada, ya que el principio de dignidad de la Constitución Española debe servir de argumento para justificar la independencia económica de los cónyuges una vez extinguido el matrimonio, salvo los casos previstos en la Ley.

PRIMERO. Resumen de los hechos probados.

1º D. Armando y Dª María Purificación habían contraído matrimonio en 1975. La sentencia de separación, de 1992, estableció una pensión compensatoria de 150.000ptas (901,52€).

Se inició el procedimiento de divorcio, recayendo sentencia definitiva el 12 noviembre 1996 (Audiencia Provincial de Pontevedra, sección 1 ª). Se estableció una pensión compensatoria de 600€ a favor de la esposa.

2º En 2008, D. Armando interpuso demanda de modificación de medidas, en la que, entre otras cuestiones que no se plantean en la casación, pidió que se extinguiera la pensión compensatoria acordada en 1996, porque la Sra. María Purificación gozaba de un empleo estable, por el que obtenía unos ingresos adecuados y que los del marido habían sufrido una disminución.

Dª María Purificación opuso que la situación actual era la misma que en el momento del divorcio.

3º La sentencia del juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Vigo, de 2 junio 2009 , estimó la demanda y declaró extinguida la pensión compensatoria. Se dijo que: a) a diferencia de lo que ocurría en el momento del divorcio, no se producía la temporalidad en el empleo de la demandada, puesto que desde el año 2000, Dª María Purificación había trabajado sin interrupción, lo que constituía “una modificación sustancial en su situación económica, pues ya no tiene la precariedad laboral que tenía en el momento de dictarse la sentencia de divorcio, y sus ingresos son regulares y de una entidad que le permiten vivir con total dignidad sin necesitar la ayuda del que fue su marido” ; b) aunque la pensión no se extingue por el mero transcurso del tiempo, “el pago de una pensión compensatoria por más de quince años junto al hecho de que la demandada en la actualidad esté percibiendo unos importantes ingresos se estiman por esta juzgadora como datos relevantes justificativos de que el desequilibrio económico que en su día se tuvo en cuenta para primero establecer y después reducir el importe de la pensión ahora discutida ha de entenderse desaparecido, lo que justifica y ampara que la pensión compensatoria pueda jurídicamente extinguirse, al haber desaparecido la causa que motivó su establecimiento, tal y como prevé el Art. 101 CC “.

4º María Purificación apeló la anterior sentencia. La Audiencia Provincial de Pontevedra, sección 6ª, en sentencia de 12 marzo 2010 , estimó en parte la apelación y redujo la pensión a 500€. Los escasos argumentos de la sentencia se centraron en que tomando en cuenta los ingresos prácticamente inalterados del marido, aunque “[…]ha mejorado la situación” de la apelante hasta el punto de que en el momento de la sentencia obtenía unos ingresos de 2.000€ mensuales brutos, “sigue encontrándose en una situación de desequilibrio económico, aunque lógicamente menor, con respecto a su consorte”.

5º D. Armando interpone recurso de casación, admitido a trámite por auto de esta Sala de 9 diciembre 2010 .

Figura el escrito de oposición de la parte recurrida.

SEGUNDO. Motivo único . Infracción del Art. 97 CC , en relación con los Arts. 100 y 101 CC y la doctrina jurisprudencial que los desarrolla. Señala que la ratio del Art. 97 es restablecer un equilibrio que puede ser coyuntural, por lo que esta Sala admitió en su día la posibilidad de establecer una pensión temporal. Señala que es presupuesto para la pensión la existencia de un desequilibrio entre los cónyuges que determine para el acreedor de la pensión un empeoramiento a la situación de la que disfrutaba durante el matrimonio y ello es aplicable también a los procedimientos de modificación de medidas, por lo que “el límite temporal, en el caso de que no se haya fijado en el momento de establecerse la pensión, podrá judicialmente decretarse posteriormente, si se cumplen los requisitos jurisprudencialmente exigidos para el establecimiento de la pensión con limitación temporal”. La tesis de la sentencia recurrida es la del carácter vitalicio de la pensión, lo que es contrario a la jurisprudencia del TS.

En consecuencia, pide en el recurso que se anule la sentencia recurrida y que se reponga la de 1ª instancia.

El motivo se estima.

TERCERO. Se ha dicho repetidamente por esta Sala que la pensión compensatoria está concebida en la ley como un medio para evitar el desequilibrio producido en uno de los cónyuges por la separación o el divorcio, pero ello no implica que sea un medio para lograr la igualación entre los cónyuges ( STS 864/2010, de 19 enero , entre otras). Debe comprobarse si este desequilibrio sigue manteniéndose, o bien, en los casos en que sea aplicable el art 100 CC , si han desaparecido las circunstancias que lo motivaron y por tanto, desaparece la razón de ser de la pensión.

En el presente supuesto, se ha probado la actividad laboral de la Sra. María Purificación , que mantiene un nivel de vida suficiente y adecuado y que, si bien no es igual al de su esposo, ello no significa que deba serle equiparada, ya que el principio de dignidad contenido en el art. 10 CE debe servir de argumento para justificar la independencia económica de los cónyuges una vez extinguido el matrimonio, a salvo los casos previstos en el art. 97 CC .

CUARTO. La estimación del único motivo del recurso de casación formulado por la representación procesal de D. Armando contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra, sección 6ª, de 12 marzo 2010 .

En consecuencia, se anula la sentencia dictada por dicha Audiencia Provincial y se repone la sentencia dictada por el Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Vigo, de 2 junio 2009 , que estimó la demanda presentada por D. Armando .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s