Google+

La acción de impugnación de la filiación extramatrimonial, determinada por un reconocimiento de complacencia, puede ejercitarse por quien ha efectuado dicho reconocimiento, al amparo del Art. 140 CC, dentro de los cuatro años siguientes a la fecha del reconocimiento.

Deja un comentario

18 marzo, 2013 por cristobalpinto

STS, Civil sección 1 del 10 de Mayo del 2012 ( ROJ: STS 3058/2012) Recurso: 19/2011 | Ponente: ENCARNACION ROCA TRIAS

Acción de impugnación del reconocimiento de la filiación. Reconocimiento del hijo de su esposa después de haber contraído matrimonio con ella. La filiación adquiere el caracter de matrimonial desde la fecha del matrimonio de los progenitores cuando este tenga lugar con posterioridad al nacimiento del hijo y siempre que el hecho de la filiación quede determinado legalmente. La filiación después del matrimonio de los padres es el de la filiación matrimonial y se produce con independencia de la existencia o no de relación biológica entre el reconocedor y el reconocido, porque se trata de un efecto legal del reconocimiento al matrimonio de los padres. La restauración de la situación relativa a la coincidencia con la verdad biológica solo puede tener lugar mediante las correspondientes acciones de impugnación de la filiación, que deben ejercitarse en los plazos y condiciones previstos en la ley. No era posible por haber transcurrido el plazo de un año desde la inscripción. Además, el marido sabía que el hijo a quien reconocía no era suyo desde el punto de vista biológico y no concurre ningún vicio de la voluntad en el reconocimiento. La acción de impugnación de la filiación extramatrimonial, determinada por un reconocimiento de complacencia, puede ejercitarse por quien ha efectuado dicho reconocimiento, al amparo del Art. 140 CC, dentro de los cuatro años siguientes a la fecha del reconocimiento.

PRIMERO. Resumen de los hechos declarados probados necesarios para el recurso.

1º D. Hermenegildo contrajo matrimonio con Dª Candelaria en 1992. Dª Candelaria tenía un hijo, nacido en 1981 de una anterior relación, que fue reconocido por D. Hermenegildo una vez contraído el matrimonio con la madre. Debido a las diferencias entre ambos, D. Hermenegildo emancipó al hijo D. Julio , en 1999.

2º D. Hermenegildo demandó a D. Julio y Dª Candelaria , ejercitando la acción de impugnación del reconocimiento de la filiación. Los demandados opusieron la irrevocabilidad del reconocimiento y que solo era posible por la concurrencia de vicios de la voluntad.

3º La sentencia del juzgado de 1º instancia e instrucción nº 1 de Torrevieja, de 20 enero 2005 , desestimó la demanda. Recogió los tres criterios aplicables en materia de impugnación del reconocimiento de conveniencia y dijo que la doctrina moderna “[…] parte de la premisa de definir el reconocimiento como un acto unilateral, personalísimo, formal y sobre todo irrevocable ( Art. 741 CC ), por ello únicamente pierde su fuerza legal si se acredita que se ha incurrido en vicio de la voluntad” , casos que no ampararían el reconocimiento de complacencia. En el caso actual, “tratándose de una filiación matrimonial, sería aplicable el Art. 138, en relación con el Art. 141, de manera que hubiera tenido éxito la acción de haberse incoado al año de haberse producido el reconocimiento. No es aplicable al supuesto de autos el Art. 140 previsto para la filiación no matrimonial, como ha declarado el TS en sentencia de 26 noviembre 2001 “.

4º El demandante apeló la sentencia de 1ª instancia. La SAP de Alicante, sección 7ª con sede en Elche, de 19 septiembre 2006 , confirmó la anterior sentencia. Como argumentos constan los siguientes: (a) la paternidad deriva del propio acto de reconocimiento; (b) aunque fuera de complacencia, no incurre en error porque “el actor era plenamente consciente, pues el niño ya tenía nueve años cuando contrajo matrimonio con su madre, de que él no era el progenitor” ; (c) a pesar de ello “[…] procedió a practicar el reconocimiento de la filiación del mismo, lo que, de conformidad con los Arts. 108 , 115 y 119 CC , suponía determinar y calificar dicha filiación como matrimonial” ; (d) no habiendo resultado probado el error invocado, D. Julio “tiene la cualidad a todos los efectos de hijo matrimonial” . El recurrente no puede apoyarse en el Art. 140 CC “dado que la filiación tiene carácter de matrimonial, mientras que las hipótesis prevenidas en el expresado precepto son las referidas a «filiación no matrimonial»[…]” .

5º D. Hermenegildo interpone recurso de casación, al amparo del Art. 477, 2 , 3 LEC , por presentar el asunto interés casacional, al oponerse a la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo. Fue admitido por ATS de 7 junio 2011 .

SEGUNDO. Se van a examinar conjuntamente los motivos primero y segundo, por ser complementarios.

Motivo primero . No se han aplicado las normas de derecho sustantivo y jurisprudencia adecuadas para resolver las cuestiones objeto de debate, por lo que denuncia la aplicación indebida de los Arts. 138 y 141 y la no aplicación del Art. 140 CC . Dice el recurrente que se ejercitó la acción del Art. 140 CC , es decir, la impugnación de la paternidad y no la del reconocimiento. Falta la realidad biológica, que es el presupuesto base de la filiación, porque el demandado no es hijo biológico del recurrente. Insiste en que se impugna la filiación y no el reconocimiento. Alega a su favor las SSTS de 12 julio 2004 y la de 27 mayo 2004 . Sintetizando, señala que la acción ejercitada es la de impugnación del Art. 140 CC y no la del Art. 141, ya que no hay vicio del consentimiento. La doctrina del TS dice que es posible ejercitar la acción de impugnación de paternidad al amparo de lo dispuesto en el Art. 140 CC cuando se trate de un reconocimiento de complacencia en el que no existe paternidad biológica.

Motivo segundo. Infracción de los Arts. 138 y 141 CC , en relación con los Arts. 108 , 115 y 119 CC por su aplicación indebida y el Art. 140 CC en relación con el Art. 120 CC por su no aplicación. No se puede calificar la filiación como matrimonial, porque falta el hecho de la concepción por naturaleza. Los Arts. 118 y 119 CC parten de que existe paternidad biológica. Infringe la doctrina que entiende que en estos casos nos hallamos ante una filiación no matrimonial y no una filiación matrimonial.

Los motivos primero y segundo se desestiman.

TERCERO. Antes de entrar a examinar los concretos argumentos del recurso, debe fijarse la naturaleza de la filiación a partir del reconocimiento realizado por el ahora recurrente y, por ello, hay que examinar en primer lugar el segundo motivo del recurso.

Tal como se ha recogido en los antecedentes resumidos en el FJ 1 de esta sentencia, el recurrente D. Hermenegildo reconoció al hijo de su esposa después de haber contraído matrimonio con ella. La sentencia recurrida ha aplicado correctamente el Art. 119 CC , que establece que “la filiación adquiere el carácter de matrimonial desde la fecha del matrimonio de los progenitores cuando éste tenga lugar con posterioridad al nacimiento del hijo siempre que el hecho de la filiación quede determinado conforme a lo dispuesto en la sección siguiente” . Por ello, debemos examinar si han concurrido los requisitos exigidos para que la filiación de D. Julio tenga carácter matrimonial.

1º D. Julio nació antes del matrimonio de su madre.

2º D. Hermenegildo contrajo matrimonio con la madre de D. Julio , cuando éste contaba nueve años.

3º Una vez contraído este matrimonio, D. Hermenegildo reconoció al hijo de su esposa, es decir, de acuerdo con uno de los medios para determinar la filiación extramatrimonial, previstos en el Art. 120 CC .

4º Este reconocimiento, efectuado constante matrimonio, atribuye a la filiación reconocida el carácter de matrimonial, puesto que el matrimonio de los padres produce el cambio de régimen de la filiación, tal como afirma la STS 1162/2002, de 28 noviembre , que dice ” En cambio, la impugnación de la filiación (ya determinada), después del matrimonio de los padres es el de la filiación matrimonial. Por el matrimonio de los padres, el estado de filiación de los hijos habidos antes cambia de régimen y se cumple la prevención del artículo 119 de que el hecho de la filiación quede determinado legalmente con el hecho del subsiguiente reconocimiento. Este reconocimiento deja sin efecto la indeterminación de la filiación no matrimonial por interpretación “a contrario sensu” de la resolución de la Dirección General de los Registros de 22 de Enero de 1988″.

Por tanto, D. Julio es hijo matrimonial de D. Hermenegildo

Además, debe recordarse que la aplicación del Art. 119 CC se produce con independencia de la existencia o no de relación biológica del padre reconocedor con el reconocido, porque se trata de un efecto legal del reconocimiento, unido al matrimonio de los padres. La restauración de la situación relativa a la coincidencia con la verdad biológica solo puede tener lugar mediante las correspondientes acciones de impugnación de la filiación, que deben ejercitarse en los plazos y condiciones previstos en la ley.

CUARTO. La naturaleza matrimonial de la filiación ahora impugnada impide la aplicación del Art. 140 CC , contrariamente a lo que pretende el recurrente. Por tanto, debería haberse ejercitado la acción del Art. 136 CC ; sin embargo, ello no era posible por haber transcurrido el plazo de un año desde la inscripción. Además, el marido sabía que el hijo a quien reconocía no era suyo desde el punto de vista biológico ( Art. 136 CC ) y no concurre ningún vicio de la voluntad en el reconocimiento ( Art. 138 CC ).

Pero aun en el hipotético caso de que se tratara de una filiación no matrimonial, había ya también transcurrido el plazo de cuatro años previsto en el Art. 140.2 CC , que resulta aplicable según la STS 318/2011, de 4 julio , que declaró la siguiente doctrina: “La acción de impugnación de la filiación extramatrimonial, determinada por un reconocimiento de complacencia, puede ejercitarse por quien ha efectuado dicho reconocimiento, al amparo del Art. 140 CC , dentro de los cuatro años siguientes a la fecha del reconocimiento” , partiendo de las sentencias 453/2004, de 27 mayo ; 1012/2008, de 29 octubre ; 1177/2008, de 5 diciembre y 751/2010, de 29 noviembre , que habían aceptado la acción de impugnación de la filiación extramatrimonial del Art. 140 CC , pero habían declarado su caducidad por no haberse efectuado dentro de plazo. Con la doctrina de la Sala expresada en la STS 318/2011 citada, queda superada la doctrina anterior citada por el recurrente y por ello, no aplicable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Todos mis libros en:

Mis ebooks

LAS FAMILIAS RECONSTITUIDAS EN LA PRACTICA JUDICIAL Edic. 2017. Un completo estudio jurisprudencial sobre el alcance de la presencia de nuevas parejas, nuevos cónyuges, nuevos hijos y nacidos de relaciones anteriores en la determinación judicial de las medidas personales y económicas derivadas de la ruptura. Se responderán a cuestiones tales como: en caso de ruptura ¿cómo se valora judicialmente la presencia de hermanos de vínculo sencillo en la determinación del tipo de custodia? ¿qué tipo de relación marital extingue la pensión compensatoria? ¿tiene alguna incidencia el nacimiento de nuevos hijos en la cuantía de la pensión de alimentos ? ¿es posible extinguir el derecho de uso de la vivienda familiar si el usuario convive con una tercera persona en ella? ¿se puede establecer un régimen de relación con los hijos de la ex-pareja? . Durante la convivencia de la nueva familia reconstituida, ¿Cual es el rol familiar de las nuevas parejas de los progenitores?.. Con cita y reseña de más de 120 Sentencias de Audiencias Provinciales y del Tribunal Supremo la mayoría del periodo 2016-2017 80 páginas Precio: 10 euros

LA CUSTODIA COMPARTIDA EN LA PRÁCTICA JUDICIAL Edición 2017 Revisada y puesta al día¿Que valoran los Jueces para atribuir la custodia compartida? ¿Que tiempos de alternancia se están aplicando en la práctica? ¿Que tiempo de alternancia resulta más adecuado en cada edad del menor? Un completo estudio de los factores que valoran los Tribunales y las formas de alternancia que se vienen utilizando usualmente a la hora de decidir la atribución de la custodia compartida. Con cita y reseña de más de 100 Sentencias de Audiencias Provinciales y del Tribunal Supremo 60 páginas Precio: 10 €

ALIMENTOS Y USO DE LA VIVIENDA EN LA CUSTODIA COMPARTIDA Una vez adoptada judicialmente la medida de custodia compartida de los hijos menores: ¿debe pagarse pensión de alimentos?, ¿a quien debe atribuirse la vivienda? ¿qué soluciones ofrece la práctica judicial con respecto a la pensión de alimentos y la atribución del uso de la vivienda familiar? Un exhaustivo estudio doctrinal y jurisprudencial sobre la determinación de la pensión de alimentos y del uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida. Con cita y reseña de más de 50 Sentencias de Audiencias Provinciales y del Tribunal Supremo. Revisada y puesta al día en Diciembre de 2016 40 páginas Precio: 6 euros

Pernocta de niños de corta edad con su padre: una visión jurisprudencial

PERNOCTA DE NIÑOS DE CORTA EDAD CON SU PADRE: UNA VISION JURISPRUDENCIAL En este ebook encontrarás un completo análisis sobre la polémica cuestión de la pernocta de los niños de hasta 3 años con su padre en la Jurisprudencia: Se recogen más de 50 recientes y actuales Sentencias de Audiencias Provinciales de toda España extractadas, ordenadas y sistematizadas 40 páginas Precio : 6 €

REEMBOLSO DE ALIMENTOS DEVENGADOS HASTA LA DECLARACIÓN DE PATERNIDAD Declarada una paternidad de un hijo ¿Puede la madre pedir que le devuelvan lo gastado en la crianza del hijo hasta ese momento? En este ebook te explicaré cómo encarar con éxito una reclamación judicial por parte de una madre de los gastos por alimentos y crianza devengados desde el nacimiento del menor hasta la determinación de paternidad   24 páginas Precio: 4 euros

Introduce tu email, suscríbete al Blog y recibirás mis artículos sobre doctrina y Jurisprudencia de Derecho de Familia.

Únete a otros 2.919 seguidores

El Blog ha recibido ya

  • 912,732 visitas totales
Twitter Counter for @CristobalPinto2

Categorías

Visitais el Blog desde…

Map
Cursos -> prácticas -> trabajo

Formación para el Empleo.

La Brigada Tuitera

Cuartel General

EL BLOG DE ADALBERTO

COMENTARIOS Y UTILIDADES PARA ESCRITORES PERFECCIONISTAS

El laberinto de Ius

Píldoras informativas para jóvenes juristas curiosos

ABOGADOS DEL SIGLO XXI

Saturnino Solano, abogado. Comparto aquí mi experiencia profesional, técnicas y cuestiones prácticas, aprendidas durante más de treinta años de ejercicio profesional como abogado, especialista en derecho de la empresa.

Detrás de la Toga

Porque el derecho no sólo es lo que parece

Otro Abogado Principiante

Derecho de Internet y otras cosas

Desde la Práctica - Blog de Miguel Reyes

Porque la experiencia es el mejor maestro

Divorcio CON HIJOS

Ayuda para abordar estas situaciones

A %d blogueros les gusta esto: