Alimentos. Pareja de hecho. Legitimación activa del progenitor con el que conviven los hijos mayores para reclamar una pensión de alimentos para éstos Reclamación de alimentos para hijos mayores.

STS, Civil sección 1 del 30 de Diciembre del 2000 ( ROJ: STS 9772/2000)Recurso: 3578/1995 | Ponente: ALFONSO VILLAGOMEZ RODIL

PRIMERO.- El único motivo del recurso resulta en un principio aportado con deficiente técnica casacional al basarse en los ordinales tercero y cuarto de la Ley de Enjuiciamiento Civil, acumulación que no procede, si bien cabe entender que el que ha de tenerse en cuenta es el cuarto, al citar como infringidos los artículos 91, 92 y 93 del Código Civil y 1, 24 y 39-3 de la Constitución, por lo que procede que NOS otorguemos respuesta casacional.

La sentencia recurrida revocó la del Juzgado y absolvió al padre don Pedro Antonio del pago de la pensión concedida a favor de los dos hijos mayores habidos de la unión (pareja de hecho) con la recurrente, en la cuantía que se fijó de 35.000 pesetas mensuales, actualizables cada año.

La impugnación casacional resulta concretada al derecho de alimentos que pudieran corresponderle a los dos hijos mayores, dada su situación demostrada de que realizan estudios superiores y carecen de toda clase de ingresos propios.

Se plantea en primer lugar la legitimación procesal activa de dichos hijos en el ámbito de este procedimiento, para lo que hay que tener en cuenta que el Juez de la instancia, a medio de providencia, dispuso que los dos hijos mayores efectuasen comparecencia en los autos a fin de otorgar representación a favor de uno de los progenitores, lo que cumplieron concediéndosela a la madre, por lo que no se trata de legitimación activa fundada en representación voluntaria ni por sustitución, sino que más bien la ratificación procesal de los hijos mayores es determinante de su coadyuvancia procesal delegante en proyección suficiente de su legitimación activa para demandar a través de su madre los alimentos que esta postuló en la reconvención implícita que planteó y de los que los hijos son los efectivos titulares. Refuerza la legitimación de la progenitora el interés legítimo que le asiste frente al otro progenitor no conviviente con los hijos interesados que alcanzaron mayoría de edad.

Por lo expuesto, y en atención al artículo 93-2 no se hace necesario acudir a otro proceso declarativo, en lo que se equivoca la sentencia recurrida, ya que dicho precepto cabe ser aplicado a los hijos nacidos de uniones de hecho, en cumplimiento del mandato del artículo 39-3 de la Constitución, en relación al 108 del Código Civil. El deber de los padres de alimentarlos no lo evita las relaciones más o menos deterioradas o en situación de ruptura que puedan mantener los mismos.

No se puede dejar de lado la Consulta 1/1992, de 13 de febrero, de la Fiscalía General del Estado, que destaca que el derechos de los hijos a la prestación alimenticia subsiste después de la mayoría de edad, si permanece situación de necesidad no imputable al alimentado y llega a la conclusión de que en los supuestos en los que el descendiente sea mayor de edad al tiempo de iniciarse el procedimiento y en la demanda o contestación se hubiese solicitado a su favor una pensión alimenticia, pueden comparecer en los autos y mostrar su conformidad con la cantidad solicitada o bien otorgar poder “apud acta” al progenitor y en el caso de entender que la cantidad debe ser superior es cuando el hijo deberá acudir al juicio declarativo ordinario de alimentos .

Recientemente esta Sala ha dictado la sentencia de 24 de abril del año en curso, en la que declara, que del artículo 93-2 del Código Civil emerge un indudable interés del progenitor con el que conviven los hijos matrimoniales mayores de edad necesitados de alimentos, pero por analogía justificada cabe aplicar al supuesto que nos ocupa, toda vez que “el cónyuge con el cual conviven los hijos mayores de edad que se encuentran en la situación de necesidad a que se refiere el artículo 93, párrafo segundo del Código Civil, se halla legitimado para demandar del otro progenitor la contribución de éste a los alimentos de aquellos hijos, en los procesos matrimoniales entre los comunes progenitores”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s