Atribución del uso del domicilio conyugal no existiendo hijos menores de edad: Los hijos mayores de edad quedan fuera de la protección del Art. 96 C.C aunque carezcan de independencia económica

STS, Civil sección 1 del 30 de Marzo del 2012 ( ROJ: STS 2159/2012) Recurso: 1322/2010 | Ponente: ENCARNACION ROCA TRIAS

Atribución del uso del domicilio conyugal no existiendo hijos menores de edad. Ningún alimentista mayor de edad, cuyo derecho se regule conforme a lo dispuesto en los artículos 142 y siguientes del Código Civil , tiene derecho a obtener parte de los alimentos que precise mediante la atribución del uso de la vivienda familiar con exclusión del progenitor con el que no haya elegido convivir. En dicha tesitura, la atribución del uso de la vivienda familiar ha de hacerse al margen de lo dicho sobre los alimentos que reciba el hijo o los hijos mayores, y por tanto, única y exclusivamente a tenor, no del párrafo 1º sino del párrafo 3º del artículo 96 del Código Civil. Que la prestación alimenticia y de habitación a favor del hijo mayor aparezca desvinculada del derecho a usar la vivienda familiar mientras sea menor de edad, se traduce en que, una vez alcanzada la mayoría de edad, la subsistencia de la necesidad de habitación del hijo no resulte factor determinante para adjudicarle el uso de aquella, puesto que dicha necesidad del mayor de edad habrá de ser satisfecha a la luz de los artículos 142 y siguientes del Código Civil.

PRIMERO. Resumen de los hechos probados.

1º Dª Begoña y D. Héctor tuvieron dos hijas, que actualmente son mayores de edad.

2º En 2008, Dª Begoña presentó demanda de divorcio contra D. Héctor . Entre otras cuestiones que no se reproducen en casación, pidió que se le atribuyera el uso de la vivienda familiar, a lo que se opuso el marido, quien alegó que la esposa gozaba de un importante patrimonio inmobiliario.

3º La sentencia del Juzgado de 1ª instancia e instrucción de Massamagrell, de 24 abril 2009 , atribuyó el uso de la vivienda conyugal “[…] a la madre y a las hijas, aunque con carácter temporal, limitado al plazo de un año desde la fecha de la sentencia” , a partir del cual deberían abandonarla, dejándola a disposición del Sr. Héctor .

4º Ambos litigantes recurrieron la sentencia en apelación. La SAP de Valencia, sección 10ª, de 5 mayo 2010 suprimió la limitación temporal establecida en la sentencia de 1ª instancia con respecto a la atribución de la vivienda familiar, porque “[…] las dos hijas, aunque son mayores de edad, no son independientes, tal como el propio demandado reconoció respecto de la hija mayor[…]”, por lo que “atendiendo a las necesidades de las hijas, la Sala estima oportuno suprimir la limitación temporal de un año establecida en la sentencia recurrida, y acordar que la atribución del uso de la vivienda acabará cuando las hijas sean independientes, […]”.

5º Contra esta sentencia D. Héctor , formula recurso de casación por presentar interés casacional. El ATS de 1 marzo 2011 admitió el motivo referido a la parte del recurso relacionada con la oposición a la doctrina jurisprudencial del TS, pero no el cuarto motivo relativo a la contradicción entre la doctrina de las diferentes Audiencias Provinciales.

6º Fijado ya el día de la votación y fallo, el recurrente pidió la celebración de vista a la que no accedió esta Sala.

Figura la oposición de la parte recurrida.

SEGUNDO. La formulación de este recurso adolece de defectos de técnica, que ya han producido la no admisión del motivo cuarto. En realidad, el denominado primer motivo expone y resume la cuestión debatida en el litigio y la resolución recurrida. Por ello, esta Sala no puede considerarlo como motivo de casación.

TERCERO. La casación se centra en el tercer motivo . En él, el recurrente denuncia la oposición de la sentencia recurrida a la jurisprudencia del TS, concretamente a las SSTS 100/2006, de 10 febrero , y 22 abril 2004 , en las que se dice que el derecho de uso se caracteriza por su provisionalidad y temporalidad. No existiendo hijos menores de edad, debe aplicarse el art. 96.3 CC , que prevé que la atribución del uso de la vivienda al cónyuge no titular debe ser la excepción y que en el caso de que se atribuya, debe limitarse en el tiempo.

El motivo se estima.

La STS 624/2011, de 5 septiembre , del Pleno de esta Sala, distingue los dos párrafos del Art. 96 CC en relación a la atribución de la vivienda que constituye el domicilio familiar cuando los hijos sean mayores de edad. Dice que en el primer párrafo se atribuye el uso de la vivienda a los hijos “como concreción del principio favor filii” , pero que cuando sean mayores de edad, rigen otras reglas. Así se dice: “Como primer argumento a favor del criterio contrario a extender la protección del menor que depara el Art. 96.1º CC más allá de la fecha en que alcance la mayoría de edad se encuentra la propia diferencia de tratamiento legal que reciben unos y otros hijos. Así, mientras la protección y asistencia debida a los hijos menores es incondicional y deriva directamente del mandato constitucional, no ocurre igual en el caso de los mayores, a salvo de una Ley que así lo establezca. Este distinto tratamiento legal ha llevado a un sector de la doctrina menor a declarar extinguido el derecho de uso de la vivienda, adjudicado al hijo menor en atención a esa minoría de edad, una vez alcanzada la mayoría, entendiendo que el Art. 96 CC no depara la misma protección a los mayores.

Como segundo argumento contrario a extender la protección del menor que depara el Art. 96.1º CC más allá de la fecha en que alcance la mayoría debe añadirse que tampoco cabe vincular el derecho de uso de la vivienda familiar con la prestación alimenticia prevista en el Art. 93.2 CC , respecto de los hijos mayores que convivan en el domicilio familiar y carezcan de ingresos propios. A diferencia de lo que ocurre con los hijos menores, la prestación alimenticia a favor de los mayores contemplada en el citado precepto, la cual comprende el derecho de habitación, ha de fijarse (por expresa remisión legal) conforme a lo dispuesto en los Arts. 142 y siguientes del CC que regulan los alimentos entre parientes, y admite su satisfacción de dos maneras distintas, bien incluyendo a la hora de cuantificarla la cantidad indispensable para habitación o bien, recibiendo y manteniendo en su propia casa al que tiene derecho a ellos.

Que la prestación alimenticia y de habitación a favor del hijo mayor aparezca desvinculada del derecho a usar la vivienda familiar mientras sea menor de edad, se traduce en que, una vez alcanzada la mayoría de edad, la subsistencia de la necesidad de habitación del hijo no resulte factor determinante para adjudicarle el uso de aquella, puesto que dicha necesidad del mayor de edad habrá de ser satisfecha a la luz de los Arts. 142 y siguientes del CC , […]En definitiva, ningún alimentista mayor de edad, cuyo derecho se regule conforme a lo dispuesto en los Arts. 142 y siguientes del Código Civil , tiene derecho a obtener parte de los alimentos que precise mediante la atribución del uso de la vivienda familiar con exclusión del progenitor con el que no haya elegido convivir. En dicha tesitura, la atribución del uso de la vivienda familiar ha de hacerse al margen de lo dicho sobre los alimentos que reciba el hijo o los hijos mayores, y por tanto, única y exclusivamente a tenor, no del párrafo 1º sino del párrafo 3º del artículo 96 CC , según el cual «No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponde al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección».

CUARTO. Aplicando la anterior doctrina, debe declararse que las hijas del matrimonio Héctor – Begoña no ostentan la titularidad del derecho de uso respecto a la vivienda que fue domicilio habitual, sobre la base de los siguientes argumentos:

1º La vivienda se ha atribuido a las hijas mayores de edad sin limitación de plazo, forzando el art. 96.3 en una especie de interpretación analógica con el 96.1 CC .

2º Si bien la vivienda que constituyó el domicilio conyugal podría haberse atribuido a la Sra. Begoña , las razones deberían haber estado fundadas en su propia necesidad e interés, debidamente probado, no en el de las hijas mayores que el art. 96 CC no tutela.

3º No constituye un interés digno de protección de acuerdo con el Art. 96.3 CC , la convivencia de la Sra. Begoña con sus hijas mayores, ya que como se ha dicho antes, éstas no tienen derecho a ocupar la vivienda que fue domicilio habitual durante el matrimonio de sus padres.

4º En el supuesto de que las hijas necesitaran alimentos, incluyendo la vivienda, el obligado a prestarlos puede efectuar la elección que le ofrece el Art. 149 CC y decidir proporcionarlos “manteniendo en su propia casa al que tiene derecho a ellos”.

QUINTO. La estimación del motivo básico del recurso de casación exime a esta Sala del examen del denominado “segundo motivo”, formulado aparentemente en base al art. 96.2 CC , pero sin que aparezca claramente cuál es su finalidad.

SEXTO. La estimación del tercer motivo del recurso de casación formulado por la representación procesal de D. Héctor contra la SAP de Valencia, sección 10, de 5 mayo 2010 , determina la del recurso.

Debe casarse y anularse en parte la sentencia recurrida, procediendo a revocar el segundo apartado del Fallo que acuerda “Revocar la citada sentencia para declarar que la actora y sus hijas podrán usar el domicilio familiar hasta la independencia económica de las hijas”. Se mantiene en todo lo demás la sentencia recurrida.

Al haberse anulado dicha parte del fallo, procede que esta Sala asuma la instancia y por ello se dicta sentencia y se desestima en parte la demanda formulada por Dª Begoña y se declara que no procede atribuir el uso del domicilio familiar sito en Albuixec (Valencia) CALLE000 , nº NUM001 a las hijas del matrimonio ni a la madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s