Google+

Pensión compensatoria por separación matrimonial. Desequilibrio económico. Interés casacional por doctrina contradictoria entre Audiencias. Finalidad de la pensión compensatoria. Criterios de la Sala en interpretación del Art. 97 C.C

Deja un comentario

19 diciembre, 2012 por cristobalpinto

STS, Civil sección 1 del 19 de Enero del 2010 ( ROJ: STS 327/2010) Recurso: 52/2006 | Ponente: ENCARNACION ROCA TRIAS

Prueba testifical y documental. Interés casacional por doctrina contradictoria entre Audiencias. Criterios de la Sala en interpretación del artículo 97 del Código Civil. Finalidad de la pensión compensatoria. Tesis objetivista y subjetivista en orden al artículo 97 del Código Civil. Se declara como doctrina jurisprudencial que para determinar la existencia de desequilibrio económico generador de la pensión compensatoria debe tenerse en cuenta básicamente, y entre otros parámetros, la dedicación a la familia y la colaboración con las actividades del otro cónyuge, el régimen de bienes a que han estado sujetos los cónyuges, en tanto que va a compensar determinados desequilibrios, y su situación anterior al matrimonio. Valoradas las circunstancias concurrentes, se confirma la denegación de pensión compensatoria acordada por la Audiencia.

PRIMERO. Resumen de los hechos probados.

1º D. Jesús Manuel y Dª Crescencia habían contraído matrimonio en 1969. Después de una serie de desavenencias, el marido interpuso una demanda de separación en la que pidió, en lo que afecta a este recurso de casación, que no se fijara pensión compensatoria alguna a favor de su esposa demandada.

Dª Crescencia contestó la demanda, oponiéndose a los pedimentos de la misma y formuló reconvención, donde pidió que se fijara como pensión por desequilibrio o indemnización por el tiempo dedicado al cuidado y atención de la familia la mitad de la pensión de invalidez permanente percibida por su esposo.

2º D. Jesús Manuel percibía una pensión por incapacidad permanente total de 944,20€ en el año 2004. Dª Crescencia había trabajado fuera del hogar conyugal en diversos periodos de tiempo antes de la separación desde 1966 a 1982, y con contratos temporales hasta mayo de 2003.

3º La sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 66 de Madrid, de 16 noviembre 2004 , estimó en parte la demanda y en parte la reconvención. Reconoció el derecho a una pensión compensatoria de 472€ mensuales, porque el marido percibía una pensión mensual de 944,20€, mientras que la esposa carecía de ingresos, por no ejercer un trabajo remunerado.

4º Apeló dicha sentencia D. Jesús Manuel . La sentencia de la sección 24 de la Audiencia Provincial de Madrid, de 28 septiembre 2005 , estimó el recurso y excluyó la pensión compensatoria. Se argumenta lo siguiente: “Por lo que se refiere al motivo relativo a la pensión compensatoria; conviene previamente recordar que el articulo 97 del C.C . configura el derecho a la pensión compensatoria no con carácter automático e indiscriminado sino sobre la base de la confluencia, imprescindible, de una doble condición comparativa, afectante, la. primera, a la inferioridad en que el cónyuge reclamante se encuentre a consecuencia de la separación o el divorcio en relación con su anterior situación en el matrimonio; mientras que la segunda hace referencia a la menor capacidad económica de dicho litigante en relación con su consorte, pero sin que el referido derecho pueda convertirse, como criterio de actuación judicial, en un nuevo mecanismo igualatorio de economías dispares. Pues bien, partiendo de lo que antecede, del estudio de las actuaciones y tras valoración conjunta y objetiva de la prueba obrante en las mismas; cabe decir ya, que procede estimar también este motivo del recurso por cuanto, nótese y se reconoce por la representación legal de la Sra. Crescencia , que esta señora ha trabajado fuera del domicilio familiar durante largo tiempo del matrimonio; así, en empresas de limpieza desde 1966 a 1978; desde el año 1979 a 1982 como autónoma y luego con contratos temporales, llegando su hoja de vida laboral del folio 73 hasta mayo de 2003; es decir, de existir en el caso desequilibrio la causa directa, eficiente y determinante per se, como exige el articulo 97 del C.C ., no es el cese de la convivencia por causa de la separación o el divorcio; sino por las vicisitudes laborales a las que no ampara dicho precepto. Por otro lado la percepción del Sr. Jesús Manuel proviene de una pensión por incapacidad permanente total en cantidad simplemente digna para atender a sus propias necesidades frente a esposa que no consta padezca enfermedad o secuela invalidante; y, finalmente, estamos en presencia de un instituto jurídico que no es mecanismo igualador de economías dispares. De existir hipotéticamente desequilibrio, se insiste y terminamos, la causa directa, eficiente y determinante no sería el cese de la convivencia por la separación matrimonial, sino por la situación laboral de la Sra. Crescencia , pues ha quedado demostrado y reconocido que conoce ampliamente el mundo laboral”.

5º Dª Crescencia presenta recurso extraordinario por infracción procesal y de casación, ambos admitidos por auto de esta Sala, de 8 abril 2008 .

A) RECURSO EXTRAORDINARIO POR INFRACCIÓN PROCESAL.

SEGUNDO. El primer motivo denuncia la concurrencia de error de derecho en la valoración del interrogatorio de las partes. La sentencia afirma que la representación legal de la recurrente había admitido que trabajó fuera del domicilio familiar durante largo tiempo del matrimonio, por lo que según la sentencia recurrida, ha quedado probado que conoce el mundo laboral. Dice la recurrente que se está aplicando, sin decirlo, el artículo 316.1 LECiv y que el error consiste en aplicar a la representación procesal de una parte una regla que se refiere exclusivamente a la valoración del interrogatorio de la propia parte, ya que para saber si la Sra. Crescencia conocía o no el mundo laboral habría que estar a su interrogatorio y no al de su representante procesal. Además se prescinde de las otras pruebas, ya que lo previsto en el artículo 316.1 LECiv no se aplica si viene contradicho por el resultado de las otras.

El motivo se desestima .

Como se ha afirmado repetidamente por esta Sala, y se recoge en el Art. 316.2 LEC , el interrogatorio de la parte es de libre valoración por el tribunal sentenciador. La recurrente intenta conseguir que se le de la razón con relación a que la prueba de interrogatorio no se efectuó directamente a la parte, sino a su representante, por lo que se habría producido un error de derecho, que en el fondo, la propia recurrente trata como error en la valoración de la prueba. No se ha producido dicho error porque en realidad nos hallamos ante una conclusión que la Sala saca de la afirmación del representante respecto al periodo de tiempo durante el que la Sra. Crescencia estuvo trabajando. Sobre la base de que sí lo hizo durante más de 12 años, como así se reconoció también en la demanda reconvencional, la Sala deduce que debía conocer el mundo laboral. Por lo que, siendo dicha prueba de apreciación no tasada, la conclusión no es absurda ni hay error de derecho.

TERCERO. El motivo segundo denuncia error en la valoración de los documentos administrativos referidos al informe de la vida laboral de la recurrente. Dice que la sentencia recurrida efectúa una valoración contraria a la sana crítica porque después de 20 años de trabajar y habiendo intentado reinsertarse en el mundo laboral, sólo consiguió un trabajo en el que duró cinco días y otros dos en los que permaneció menos de tres meses, lo que significa que la conclusión de que tiene capacidad para trabajar es absurda, porque en realidad está totalmente desconectada del mundo laboral.

El motivo se desestima .

Nos hallamos ante una prueba de documentos en la que se produce el mismo resultado que lo que se ha dicho en el anterior apartado: el documento prueba la vida laboral de la recurrente y la Sala lo que ha hecho es valorar la prueba proporcionada por este documento a los efectos del reconocimiento de la pensión compensatoria, por lo que no se ha producido ningún error en la valoración de la prueba.

CUARTO. En el tercer motivo se denuncia error en la valoración de los documentos administrativos relativos a la documentación médica. Se señala que se ha probado que la recurrente padece enfermedades que dificultan su reinserción en el mundo laboral, que aparecen en los documentos aportados, que deberían haber sido valorados conjuntamente con los relativos a su vida laboral, de los que prescinde la sentencia recurrida cuando afirma que no consta que la recurrente padezca ninguna secuela invalidante.

El motivo se desestima.

Deben considerarse reproducidas aquí las razones vertidas en la argumentación contenida en el Fundamento tercero de esta sentencia.

B) RECURSO DE CASACIÓN.

QUINTO. El recurso de casación contiene un motivo único , formulado por interés casacional, al amparo del artículo 477.2.3 LECiv . Señala la recurrente que la sentencia parte de una interpretación subjetivista del concepto de desequilibrio, de acuerdo con el que hay que valorar todas las circunstancias del artículo 97 CC , muy especialmente en el presente caso, la capacitación laboral de la recurrente, que no son solo relevantes para la cuantificación de la pensión, sino también para el reconocimiento del derecho. Esta interpretación aparece confrontada con la que la recurrente denomina “objetivista”, de acuerdo con la que es solo necesario el desequilibrio entre patrimonios para conceder la pensión cuando uno es inferior al otro. El objetivo de la pensión compensatoria es evitar que se produzca un desequilibrio para el cónyuge más débil en relación con la posición del otro que implique un empeoramiento en su situación anterior y pretende mantener una situación de equilibrio, de modo que una vez sentada la existencia del mismo, habrá que tener en cuenta las circunstancias del artículo 97 CC para determinar la cuantía. Se plantea a juicio de la recurrente el interés casacional porque señala que hay dos tendencias en las diferentes Audiencias Provinciales, unas aceptando un criterio objetivista, que al parecer de la recurrente se encuentra en las sentencias de la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Badajoz 390/1998, de 23 septiembre y 488/1998, de 10 noviembre, mientras que las de la sección 24 de la Audiencia Provincial de Madrid nº 482/2002, de 16 mayo y sección 22 de la misma Audiencia de 25 febrero 1997 mantienen la tesis subjetivista, por lo que al parecer de la recurrente queda claro que existe una contradicción entre las Audiencias Provinciales en torno al concepto de desequilibrio.

El motivo se desestima.

La redacción del Art. 97 CC ha dado lugar a diferentes interpretaciones en la doctrina de las Audiencias Provinciales en torno, precisamente, a la que plantea la recurrente en el recurso de casación, semejante, por otra parte al resuelto por esta Sala en sentencia de 17 julio 2009. Sin embargo, esta Sala ha venido manteniendo una postura uniforme en la interpretación del Art. 97 CC .

Los criterios que esta Sala ha ido consolidando en la interpretación del artículo 97 CC son los siguientes: a) la pensión no es un mecanismo indemnizatorio (10-3 y 17-7-09), y b) la pensión compensatoria no constituye un mecanismo equilibrador de patrimonios de los cónyuges (SSTS de 10 febrero 2005, 5 noviembre 2008 y 10 marzo 2009 ). Se puede resumir la doctrina de esta Sala en argumentos de la sentencia de 10 febrero 2005 : ” La pensión compensatoria es pues, una prestación económica a favor de un esposo y a cargo del otro tras la separación o divorcio del matrimonio, cuyo reconocimiento exige básicamente la existencia de una situación de desequilibrio o desigualdad económica entre los cónyuges o ex cónyuges, -que ha de ser apreciado al tiempo en que acontezca la ruptura de la convivencia conyugal y que debe traer causa de la misma-, y el empeoramiento del que queda con menos recursos respecto de la situación económica disfrutada durante el matrimonio. Su naturaleza compensatoria del desequilibrio la aparta de la finalidad puramente indemnizatoria (entre otras razones, porque el artículo 97 del Código Civil no contempla la culpabilidad del esposo deudor como una de las incidencias determinantes de su fijación), y del carácter estrictamente alimenticio que tendría si la prestación viniera determinada por la situación de necesidad en que se encontrara el cónyuge perceptor, lo que hace que esta Sala haya admitido la compatibilidad de la pensión alimenticia y de la compensatoria (Sentencia de 2 de diciembre de 1987 :«… todo ello con independencia de la facultad de pedir alimentos si se cumplen los requisitos legales como derecho concurrente (arts 142 y ss. CC )»).[…]”.

SEXTO. Es cierto, sin embargo, que el artículo 97 CC ha dado lugar a dos criterios en su interpretación y aplicación. La que se denomina tesis objetivista , en cuya virtud, el desequilibrio afecta a un cónyuge respecto al otro, determinando un deterioro con relación a la posición mantenida durante el matrimonio por el cónyuge que va a resultar acreedor de la pensión; según esta concepción del artículo 97 CC, las circunstancias enumeradas en el párrafo segundo de dicho artículo serían simplemente parámetros para valorar la cuantía de la pensión ya determinada. La tesis subjetivista integra ambos párrafos y considera que las circunstancias del artículo 97 CC determinan si existe o no desequilibrio económico compensable por medio de la pensión del artículo 97 CC .

El recurso de casación formulado por interés casacional obliga a esta Sala a pronunciarse sobre la cuestión. La pensión compensatoria pretende evitar que el perjuicio que puede producir la convivencia recaiga exclusivamente sobre uno de los cónyuges y para ello habrá que tenerse en consideración lo que ha ocurrido durante la vida matrimonial y básicamente, la dedicación a la familia y la colaboración con las actividades del otro cónyuge; el régimen de bienes a que han estado sujetos los cónyuges en tanto que va a compensar determinados desequilibrios, e incluso, su situación anterior al matrimonio para poder determinar si éste ha producido un desequilibrio que genere posibilidades de compensación. De este modo, las circunstancias contenidas en el artículo 97.2 CC tienen una doble función: a) actúan como elementos integrantes del desequilibrio, en tanto en cuanto sea posible según la naturaleza de cada una de las circunstancias, y b) una vez determinada la concurrencia del mismo, actuarán como elementos que permitirán fijar la cuantía de la pensión. A la vista de ello, el juez debe estar en disposición de decidir sobre tres cuestiones: a) si se ha producido desequilibrio generador de pensión compensatoria; b) cuál es la cuantía de la pensión una vez determinada su existencia, y c) si la pensión debe ser definitiva o temporal.

SÉPTIMO. Aplicando estos criterios interpretativos al supuesto que nos ocupa, debe decidirse por confirmar la sentencia recurrida y negar la pensión compensatoria solicitada por la recurrente en reconvención. Y ello en base a los siguientes argumentos:

1º La recurrente no ha sufrido ningún perjuicio por el hecho de haber contraído matrimonio, ya que su capacidad de trabajo se ha mantenido intacta a lo largo del mismo, tal como lo demuestra su hoja laboral.

2º La dedicación a la familia no le ha impedido trabajar cuando así lo ha considerado conveniente o cuando ha encontrado oportunidades laborales en el mercado de trabajo.

3º El régimen económico matrimonial que ha regido las relaciones patrimoniales entre los cónyuges ha sido el de gananciales, lo que ha permitido que tuvieran lugar las transferencias económicas equilibradoras consiguientes entre los patrimonios de los esposos, de modo que los dos inmuebles de que son titulares lo son por mitad.

4º El divorcio no le ha ocasionado ninguna pérdida en su capacidad laboral; se encuentra en la misma situación en que se hallaba durante el matrimonio.

5º El derecho a la pensión compensatoria no es un derecho de alimentos, sino que está basado en la existencia de desequilibrio vinculado a la ruptura por lo que debe demostrarse este elemento y irrelevante la concurrencia de necesidad (STS de 10-3-09 ).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mis ebooks

LAS FAMILIAS RECONSTITUIDAS EN LA PRACTICA JUDICIAL Edic. 2017. Un completo estudio jurisprudencial sobre el alcance de la presencia de nuevas parejas, nuevos cónyuges, nuevos hijos y nacidos de relaciones anteriores en la determinación judicial de las medidas personales y económicas derivadas de la ruptura. Se responderán a cuestiones tales como: en caso de ruptura ¿cómo se valora judicialmente la presencia de hermanos de vínculo sencillo en la determinación del tipo de custodia? ¿qué tipo de relación marital extingue la pensión compensatoria? ¿tiene alguna incidencia el nacimiento de nuevos hijos en la cuantía de la pensión de alimentos ? ¿es posible extinguir el derecho de uso de la vivienda familiar si el usuario convive con una tercera persona en ella? ¿se puede establecer un régimen de relación con los hijos de la ex-pareja? . Durante la convivencia de la nueva familia reconstituida, ¿Cual es el rol familiar de las nuevas parejas de los progenitores?.. Con cita y reseña de más de 120 Sentencias de Audiencias Provinciales y del Tribunal Supremo la mayoría del periodo 2016-2017 80 páginas Precio: 10 euros

LA CUSTODIA COMPARTIDA EN LA PRÁCTICA JUDICIAL Edición 2017 Revisada y puesta al día¿Que valoran los Jueces para atribuir la custodia compartida? ¿Que tiempos de alternancia se están aplicando en la práctica? ¿Que tiempo de alternancia resulta más adecuado en cada edad del menor? Un completo estudio de los factores que valoran los Tribunales y las formas de alternancia que se vienen utilizando usualmente a la hora de decidir la atribución de la custodia compartida. Con cita y reseña de más de 100 Sentencias de Audiencias Provinciales y del Tribunal Supremo 60 páginas Precio: 10 €

ALIMENTOS Y USO DE LA VIVIENDA EN LA CUSTODIA COMPARTIDA Una vez adoptada judicialmente la medida de custodia compartida de los hijos menores: ¿debe pagarse pensión de alimentos?, ¿a quien debe atribuirse la vivienda? ¿qué soluciones ofrece la práctica judicial con respecto a la pensión de alimentos y la atribución del uso de la vivienda familiar? Un exhaustivo estudio doctrinal y jurisprudencial sobre la determinación de la pensión de alimentos y del uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida. Con cita y reseña de más de 50 Sentencias de Audiencias Provinciales y del Tribunal Supremo. Revisada y puesta al día en Diciembre de 2016 40 páginas Precio: 6 euros

Pernocta de niños de corta edad con su padre: una visión jurisprudencial

PERNOCTA DE NIÑOS DE CORTA EDAD CON SU PADRE: UNA VISION JURISPRUDENCIAL En este ebook encontrarás un completo análisis sobre la polémica cuestión de la pernocta de los niños de hasta 3 años con su padre en la Jurisprudencia: Se recogen más de 50 recientes y actuales Sentencias de Audiencias Provinciales de toda España extractadas, ordenadas y sistematizadas 40 páginas Precio : 6 €

REEMBOLSO DE ALIMENTOS DEVENGADOS HASTA LA DECLARACIÓN DE PATERNIDAD Declarada una paternidad de un hijo ¿Puede la madre pedir que le devuelvan lo gastado en la crianza del hijo hasta ese momento? En este ebook te explicaré cómo encarar con éxito una reclamación judicial por parte de una madre de los gastos por alimentos y crianza devengados desde el nacimiento del menor hasta la determinación de paternidad   24 páginas Precio: 4 euros

La custodia compartida

Introduce tu email, suscríbete al Blog y recibirás mis artículos sobre doctrina y Jurisprudencia de Derecho de Familia.

Únete a otros 2.847 seguidores

El Blog ha recibido ya

  • 882,714 visitas totales
Twitter Counter for @CristobalPinto2

Categorías

Visitais el Blog desde…

Map
Cursos -> prácticas -> trabajo

Formación para el Empleo.

La Brigada Tuitera

Cuartel General

EL BLOG DE ADALBERTO

COMENTARIOS Y UTILIDADES PARA ESCRITORES PERFECCIONISTAS

El laberinto de Ius

Píldoras informativas para jóvenes juristas curiosos

ABOGADOS DEL SIGLO XXI

Saturnino Solano, abogado. Comparto aquí mi experiencia profesional, técnicas y cuestiones prácticas, aprendidas durante más de treinta años de ejercicio profesional como abogado, especialista en derecho de la empresa.

Detrás de la Toga

Porque el derecho no sólo es lo que parece

Otro Abogado Principiante

Derecho de Internet y otras cosas

Desde la Práctica - Blog de Miguel Reyes

Porque la experiencia es el mejor maestro

Divorcio CON HIJOS

Ayuda para abordar estas situaciones

A %d blogueros les gusta esto: